De diosas a objetos Chicas del servicio completo en la Cuauhtémoc Otra realidad de ser mujer en el siglo XXI

 

Es de noche y llueve. Mientras la gran mayoría de los habitantes de la Ciudad de México duerme, algunos continúan su vida cotidiana y otras, las putas, trabajan. En las cercanías del mercado de la merced en la delegación Cuauhtémoc, en el callejón de San Pablo, algunas chicas “del servicio completo” se refugian entre viejos techos de concreto, todos los días y a todas horas venden sexo a los hombres que transitan por el lugar.

 

 

Entre ellas se encuentra Daniela García de 26 años, prostituta desde hace 10 años y medio, proveniente del Municipio de Abejones, Oaxaca, quien se mueve casi siempre en la calle Rosario (a un lado del gran mercado). Es la tercera “chava”, a quien solicitamos una entrevista, (la primera nos ignoró y la segunda comentó no tener tiempo), sin embargo, Daniela, de piel morena, blusa rosa de tirantes y cabello amarrado con un listón rosa mexicano, de piel reseca, marcada por las heridas del trabajo diario; amablemente nos concedió un poco de su tiempo, tal vez porque las drogas que traía encima le pedían pausa, o tal vez porque como ellas dicen, quería dejar de ponerle un ratito.

 

Cuando preguntamos sobre su niñez, ella rápidamente respondió sin ningún apuro: Fue muy difícil, porque nunca estuve con mi papá ni mi mamá, siempre estuve en la calle de vaga, de callejera drogándome, robando cosas, dinero, comida.

 

Sobre su situación familiar comentó: Mis padres eran alcohólicos y drogadictos, salí embarazada entonces se enteraron y me corrieron.

 

En ese tiempo sus actividades más comunes eran robar, buscar cómo sobrevivir, la comida era limitada, la vida no era fácil, aunque después vas agarrando maña.

 

Cuando le preguntamos si tenía amigos y si recordaba quienes eran contestó: Sí, no era la única que robaba, ahí todos nos apoyábamos, si veíamos que a uno lo iban a atrapar todos saltábamos por él, los líderes eran los más grandes como de 28 años, los que nos guiaban en muchas cosas o nos daban tips para robar y nos daban las drogas también.

 

Daniela sólo terminó la primaria, vivía en la Sierra Norte, en Abejones, municipio perteneciente al distrito de Ixtlán de Juárez, en Oaxaca, donde según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en 2010 sólo contaba con 1,084 habitantes, la mayoría de la población femenina es analfabeta, el 100% es indígena y habla una lengua.

 

Las preguntas crearon un diálogo, pero percibimos que Daniela respondía con dificultad por el estado narcotizado en el que la encontramos. Continuamos la conversación y descubrimos que por una amiga entró a trabajar a este oficio.

 

También nos compartió cómo ha sido su tránsito por este submundo: Pues ya que mis padres me corrieron pues ya me tuve que ir a la calle y no tenía con quien ir hasta que ya contacté a una conocida y me apoyó en ese momento, más tarde fue quien pagó mi transporte y me dio hospedaje y comida en ese momento, yo tenía 15 años, y como no tuve al bebé gracias a mi conocida, ella me ayudó a hacer un aborto, una vez que ya aborte me dijo que si no quería trabajar, que ganaría muy bien y ya fue que me dijo que era de prostitución, que era nada más de unos minutos y que me pagaban muy bien.

 

Era mi primera experiencia de trabajo, entré con miedo, porque no sabía cómo era esto de prostituirme, cuando entro, ella me dice que me drogara para no sentir como estos cabrones te violaban y te tocaban, sin una excitación. Yo ya le metía porque tenía muchos problemas y creía que drogándome iba a solucionarlos, aquí me drogaba para ya no sentir tanto dolor. Todas hacemos lo mismo, porque luego nos tocan jornadas de 24 horas y sí es una chinga, entonces si quieres aguantar bien sí es mejor drogarse y es que si quieres ganar más dinero pues sí necesitas trabajar de 24 horas. Esta chava me apoya o yo la apoyo porque luego estos cabrones se pasan.

 

Cuando dijo esto, hizo una pausa breve. Por un momento pensamos que dejaría de hablar con nosotros, a lo que le preguntamos: ¿A quiénes te refieres con “cabrones”, los clientes? Ella de inmediato con rabia reanudó: No, a estos cabrones de los padrotes que nos manejan como quieren, ahora sí que ellos nos van distribuyendo y nos dicen qué hacer.

 

La última parte de este diálogo fue entre cortado y con prisa, dado que ella comenzó a reaccionar de manera nerviosa. Daniela, ¿Cómo te piden cobrar? Depende lo que ellos piden, si se quieren cuidar o no, cuando es sin protección se cobra más caro porque te arriesgas a un embarazo o enfermedades, lo más son $500 porque son de 40 minutos, en esta zona es de aproximadamente $300 pesos.

 

¿Te has checado de no haberte contagiado de una enfermedad de transmisión sexual? No, si tuviera algo ya se hubiera sabido en todo este tiempo. ¿Has tenido problemas con la policía? No pues no, porque son los que llegan, permiten eso, son los que más hacen el maltrato físico, he tenido policías municipales, comandantes, nos golpean. ¿De qué edades son las chicas que trabajan contigo? Empiezan desde los 15 hasta los 60/65 años, piden de todo, hay de todo y para todo.

 

 

¿Alguna vez has pensado en cambiarte de trabajo? No, la verdad no porque pues aquí la verdad se gana muy bien, ya una está aquí porque quiere la verdad, hay unas que según no tienen trabajo, pero no la verdad aquí se gana muy bien y ya drogada ya te acostumbras.

 

La entrevista se cortó de tajo. Fueron escasos dos minutos los que Daniela tardó en comenzar a alejarse de nosotros y perderse entre las obscuras calles de nuevo a retomar el llamado “santo oficio” y continuar con su vida. Dejó de llover por un momento y sólo nos quedó observar el rumbo que Daniela tomó.

 

Hoy en día, la prostitución en la delegación Cuauhtémoc, es un problema que va creciendo sin medida alguna, son miles las mujeres como Daniela que son obligadas a mantener relaciones sexuales. En un reportaje del diario virtual Capital México, se afirmó que: El jefe delegacional Ricardo Monreal, admitió que en al menos 30 de 33 colonias de la demarcación se ejerce la prostitución, y en 16 se sospecha que hay trata de personas.

 

La administración busca solucionar el problema de las sexoservidoras y encontrar un lugar donde se ejerza el oficio, “porque no es ilegal ejercerlo, pero que se haga con seguridad”, aislando con este comentario toda oportunidad de legalidad, dado que como lo han señalado Martha Lamas, antropóloga mexicana y catedrática de ciencias políticas del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y profesora/investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México: en la Constitución de la CDMX no es claro el sexo servicio como trabajo asalariado libre y autónomo, cuando es un tema que conlleva a la trata de personas.

 

Pedro Rodríguez e Ilich Valdés, periodistas en el diario Milenio afirman que actualmente son 70 mil personas quienes ejercen este oficio de las cuales 18 mil son menores y 5 mil lo hacen en 17 puntos establecidos bien identificados en las calles de la capital.

 

La organización Brigada Callejera identifica que el 70% son mujeres, el 25% son travestis, transexuales y transgénero y el 5% son masculinos sin delimitar orientación.

 

Hoy en la delegación Cuauhtémoc se mueven 3 mil millones de pesos al año por prostitución, cifras citadas en El Financiero en enero de 2017.

 

La prostitución es uno de 3 jinetes apocalípticos que cabalgan en las calles de la Cuauhtémoc, desbocados y arrasando con todo, abriendo paso a sus almas gemelas delictivas: el aborto y el feminicidio.

 

En este contexto, el aborto, es otro síntoma de la violencia que expresa puntos divididos, a favor y en contra. Por una parte, una sociedad conservadora que descalifica el aborto y se pronuncia a favor del derecho a la vida y otra se pronuncia a favor de los derechos de la mujer como portadora del producto, y en contra de la crítica moral del aborto, aunque se haya convertido en un derecho de elección.

 

Definir la violencia en el aborto, significa dejar en claro qué es aborto. Dante Moretti define que, la palabra “aborto deriva del latín y significa literalmente “no nacido”. Esta muerte prematura puede ocurrir por alguna enfermedad de la madre o del hijo que ella está gestando o por algún percance, como caída, un golpe o una intoxicación, en cambio, el diccionario Sopena LATÍN afirma que, aborto proviene de Abortus. P. De pret de Aborior, Morir, perecer, extinguirse.

 

Por su parte Cabanellas informa en su diccionario de Derecho Usual, que la palabra aborto, procede del latín abortus, que ab. Privación y ourtus nacimiento. Equivale a mal parto, parto anticipado, nacimiento antes de tiempo.

 

Para la Real Academia de la Lengua, abortar es, interrumpir en forma natural o provocada el desarrollo del feto durante el embarazo y en embriología se define como la interrupción del embarazo antes de que el feto sea viable.

 

David Henry, en el libro “Hijos no deseados” dice que, los hebreos usaban un término para el aborto como “neftel”, que significa “echar afuera”, pero no se le menciona en el contexto dela biblia greco romana, en el Antiguo, ni en el Nuevo Testamento.

 

Los primeros cristianos, siguiendo puntos de vista judaicos, consideran el aborto, pero no lo consideran un crimen, de igual manera Henry menciona en el mismo libro que, el aborto inducido no siempre se consideraba en la antigüedad, por ejemplo, los antiguos griegos pugnaron por el aborto, para regular el tamaño de la población y mantener estables las condiciones sociales y económicas.

 

Platón (400 a. C) recomendaba el aborto en las mujeres embarazadas mayores de 40 años y Aristóteles recomendaba el aborto para limitar el tamaño de la familia, por su parte Hipócrates hablaba sobre y en contra del aborto por razones médicas, pues temía que fuera peligroso para la mujer.

 

Marta Lamas sugiere en su libro Política y reproducción, Aborto la frontera del derecho a decidir, desde una visión sociológica contemporánea el aborto siempre ha sido posible. Las mujeres lo han practicado en todas las épocas y en todas las culturas como medio de librarse del destino no deseado que cobra forma en la maternidad impuesta.

 

Del mismo modo Marta Camacho menciona que, en un principio el concepto de aborto resulta claro, sin embargo, la mayor dificultad reside en la definición de viabilidad fetal, dato que el pronóstico de supervivencia ha variado sensiblemente en los últimos años…

 

Gabriela Ramírez Rodríguez, menciona que, conforme se van consolidando nuevas culturas juveniles desde la liberación sexual de la década de los sesenta, las generaciones del siglo XXI han transformado sus patrones sexuales hacia prácticas más abiertas y distintas del ámbito religioso y familiar. En cuanto al aborto se aborda dilemas como éticos, científicos y religiosos asimismo como el riesgo del aborto….

 

Ramito Patrizia asume que, por lo tanto, cualquier tipo de agresión hacia el género femenino incluido el aborto representa una cuestión en donde el género masculino manda y que ya no es una situación nueva ya que cada vez es más normal ver abusos y agresión hacia la mujer.

 

Explicar esta situación a través del tiempo implica observar los factores de conducta marcados por la sociedad tanto para el género femenino como para el masculino. Las relaciones parentales han cambiado, por lo tanto, los valores morales se transforman y trasladan su peso a aquello que se considera malo o bueno, se observa como un problema que se reduce al juicio que la sociedad ejerce sobre el género.

 

En este sentido la violencia física, psíquica, sexual y económica son delitos generados por la presión familiar y social en el siglo XXI, convirtiéndose en un problema de moral y ética inducida en los contextos y los referentes de cada parte afectada o en el momento de la toma de decisión.

 

Como base legal, el código para el Distrito Federal en su fracción V, artículos 144 al 148, mejor conocido como La ley del aborto en México, dice que toda mujer puede abortar ya que el aborto es reconocido en México desde el 24 de abril del 2007 y que se puede interrumpir el embarazo de una manera libre hasta las 12 semanas de gestación.

 

Sin tomar partido hacia ninguna de las dos corrientes preponderantes del tema, podemos establecer como dice Gustavo Ortiz Miran autor del libro la moralidad sobre el aborto menciona que, el aborto es un tema sumamente polémico puesto que tanto los promotores de una posición como sus detractores argumentan defender un derecho humano…

 

En entrevista al Psicólogo Carlos Andrés Casas Vilchis egresado de la UNAM menciona que: el aborto es un comportamiento que tiene la mujer influido por la sociedad, influido por creencias, por todo una serie de valores sociales, pero además hay que tomar en consideración algo, toda la conducta sexual del ser  humano esta permeada sobre todo en los países de Latinoamérica … por todo una serie de tabús, de creencias que impiden que haya un verdadera educación para los niños y entonces eso es lo que los lleva a tener comportamientos de vergüenza.

 

Una chica que se embaraza joven o por alguna circunstancia de que el producto no venga bien o por “n” cantidad de razones, lo legal es efectuarse un procedimiento quirúrgico para evitar las consecuencias, abortar al final de cuentas es evitar, pero que se evita, desde el punto psicológico se evitan las consecuencias, la creencia de que se interrumpe la vida, del que dirán, de que no están preparados, al final de cuentas, hay muchas más razones por las cuales se toma esa decisión.

 

Después de que una mujer haya realizado un aborto pueden existir consecuencias físicas, pero ¿Cuáles son las consecuencias psicológicas?

 

No cabe duda que al final es la pérdida de algo…el sentirse solo no es una cuestión física, tú estás solo afectivamente, hablamos de soledad afectiva. Ahora bien, una mujer que se embaraza tiende a sentir esta soledad por el rechazo de los papás, de la pareja, de ella misma, entonces esta soledad les hace tener toda una serie de pensamientos basados en una emoción, a que me refiero, no es lo mismo un embarazo deseado, planificado, a alguien que se embaraza por descuido, por no protegerse, hay muchas razones.

 

Comprender a la mujer en cuanto a sus sentimientos es la parte más importante, más aún cuando ha sufrido un aborto, ya sea por razón que la haya llevado a tomar esa decisión, pero en este caso ¿cuándo la mujer debe de recibir ayuda psicológica?

En todos los casos básicamente, en psicología hay algo que se llama resiliencia que es como rebotar o salir de una situación como traumática o de crisis y entonces al final de cuentas es una perdida, se cae dentro del duelo, de decir todos los procesos por los que pasa, o sea cual sea la situación del embarazo o la decisión del aborto hay muchas cosas que no se dicen pero se actúan, que se muestran en el comportamiento y es importante que lo hablen sobre todo para encontrar una re-significación del acto porque es un derecho decidirlo.

 

Hormonalmente está hecha un coctel de hormonas, no se siente ni contenta ni triste, se siente horrible, que nadie la quiere… por lo tanto este problema es considerado como violencia.

 

Marcela Lagarde, académica, antropóloga e investigadora mexicana, especializada en etnología, representante del feminismo latinoamericano, ha referido que se reconoce a Ciudad Juárez como uno de los lugares con mayores problemas de feminicidio en México, esto ocurre por la falta de medidas de seguridad en los ámbitos en los que las mujeres se desenvuelven, y al no respetar y hacer valer sus derechos,  mismos que se ven sujetos a una tradición cultural que todo permite y todo pasa por alto, si bien México es un país machista, y esto es un problema,  el verdadero problema no es su existencia, sino su fomento desde el matriarcado ya que con esto el poder ejercido por la mujer comienza a hacerse notorio, aunque no se habla necesariamente de una igualdad de género.

Este problema ha alcanzado límites alarmantes, que dejan a nuestro país en una condición insostenible.

 

Uno de los núcleos que más genera este delito de violencia de género, nace en núcleos de convivencia cotidiana. Para las escritoras Zapico Paola y Jesús María, en la mayoría de los casos cualquier tipo de violencia es muy común encontrarla en la relación de pareja y todas terminan en homicidio, o mejor conocido como feminicidio, este nombre se le da a cualquier agresión con el fin de causar a la mujer un sufrimiento antes que la muerte…

 

Mónarrez Fragoso Julia Estela, investigadora del Departamento de Estudios Culturales en el colegio de la Frontera Norte, afirma que el feminicidio consta de una infinidad de abusos y agresiones a la mujer en diversos lugares, la más común, el abuso sexual acompañado de golpes…, mientras que para Castillo Ale y Castillo Moisés, la etapa en la cual surgen con mayor frecuencia este tipo de situaciones es en el noviazgo en la edad adolescente en donde existe un dominio de pareja por parte de los hombres al usar golpes contra la mujer como método para controlarla…

 

Anetta Vasileva, Catedrática de la Universidad de Valencia y defensora de temas de género feminista, reitera que el género femenino está expuesto a cualquier tipo de abuso incluida su libertad y su desarrollo, pues el género masculino jamás permitirá ser superado... lo real es que este es un problema en aumento donde la sociedad no puede cegarse a él, no como un problema de género, sino como un problema de orden judicial.

 

Mónarrez Fragoso Julia Estela, investigadora del Departamento de Estudios Culturales en el Colegio de la Frontera Norte, sostiene que, en el año de 1993 y hasta 2004 se hizo presente la violencia en Ciudad Juárez y en 1998 se le dio el nombre de feminicidio, además de Ciudad Juárez, el Estado de México ha tenido casos de feminicidio dejando un poco más de muertes que en Ciudad Juárez, esto durante el gobierno de Enrique Peña nieto.

 

Cada vez son más las personas que se suman a este problema, sin embargo, no ha sido suficiente ya que no hay respuestas que ayuden en definitiva a acabar con este fenómeno que perjudica a las mujeres, asegura en entrevista Linda Atach, defensora de los derechos de las mujeres, feminista.

 

Linda Atach, defensora de los derechos de las mujeres, feminista, colaboradora en la exposición Feminicidio en México ¡Ya Basta! y directora del área de exposiciones temporales en el Museo de la Memoria y Tolerancia. Presenta una visión diferente sobre este problema social, mismo con el que ha luchado por toda su vida.

Feminicidios en México ¡Ya basta!, inaugurada el pasado 25 de enero, muestra una visión sobre la situación que el país enfrenta.

 

A pesar de que en México se han implementado acciones para tipificar y sancionar este fenómeno, como la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, publicada en febrero de 2007, menciona Atach, las autoridades no han estado del todo competentes para sancionar y tipificar este fenómeno social.

 

Atach, curadora del museo, hace la invitación a recorrer la exhibición sin prejuicios, para crear conciencia a través de las piezas exhibidas en la exposición, dice que la exposición fue pensada para que el público sienta esos golpeteos de violencia verbal y física hacia las mujeres.

 

La exhibición lleva al público por un camino que inicia por reconocer el fenómeno desde los grupos sociales que rodean a la víctima, empezando por la familia, seguido de las amistades hasta culminar con la sociedad. Esta muestra se divide en cinco salas: Definiciones, Sonidos de la muerte, Laberinto de la impunidad, Cuarto vacío y Prevención, mismas que pretende sensibilizar al público y hacerle ver que el Feminicidio ocurre en todo el país, “es un mito que sólo suceda en Ciudad Juárez”.

 

Señala Atach que “en la actualidad el término mujer tiene una bastante carga social, económica incluso política y con esto comprender y entender realmente que representa el ser mujer hoy por hoy es bastante complejo y complicado, sin embargo, creo que más allá de los estereotipos en los que en más de una ocasión participan los medios de comunicación, el ser mujer representa un sinónimo de lucha y constante superación, también el ser mujer es asumir un rol en el que se tiene presente en todo momento la familia y por ello es que siempre nos preocupamos por nuestros seres queridos, dicho esto quiero dar a entender que

 

 

 el ser mujer en el siglo XXI representa más que un simple término sino un compromiso con la sociedad y más que nada con la familia al ejercer ciertos ‘deberes’ que se nos han impuesto desde la educación.

 

De cierta manera al ser más reconocidas por la sociedad adquirimos mayor carga en diversos ámbitos y por lo mismo es complicado englobar todo lo anterior ya que como lo menciono con el paso del tiempo la mujer adquiere y a su vez está más involucrada en múltiples áreas.

 

Hace unos años la mujer representaba todo lo ligado al hogar y el día de hoy la misma sociedad reconoce que representa un sinfín de connotaciones entre ellos el de una mujer luchona, trabajadora… Lo interesante de esto es que esto que representa la mujer seguirá cambiando y si la misma sociedad lo permite, pero más que nada las mujeres, algún día tendrá un solo significado”.

 

Como observamos, la violencia de género es un tema que no permite ni explica un verdadero porqué. El feminicidio se observa que se realiza sólo por el hecho de ser mujer, pareciera que directamente se es propensa a ser víctima y el problema más grave que enfrenta es la indiferencia.

 

 

En este contexto surgen movimientos feministas que pretenden dar a la mujer el poder en la sociedad, tratan de demostrar que no solo pueden con labores del hogar, puede desarrollar diferentes actividades ejecutivas, económicas y políticas. La mujer es reconocida y valorada con su participación en diferentes campos de batallas, en algunas como voluntarias o benefactoras y en otros como protagonista de estos contextos.

 

No darse cuenta de la situación preocupa para las presentes y futuras generaciones; los indicadores de desarrollo social de ONU, UNICEF, OMS, DH entre otras, muestran el aumento por violencia a la mujer, tanto por feminicidio como aborto o como objeto de uso sexual en la prostitución, como indiciada a prácticas de exposición de salud y privación de la libertad.

 

Ser mujer en la actualidad significa pedir a gritos equidad. No basta la intervención de la sociedad en el análisis y participación en protestas, se debe tomar en cuenta la renovación de los valores en cada ciudadano y la colaboración de las instituciones con la sociedad para generar un sistema de defensa útil.

 

Mientras tanto en la delegación Cuauhtémoc, a unas calles del mercado de la Merced, es de noche y sigue lloviendo. Nos resguardamos en el techo viejo de concreto; a un lado de donde conversamos con Daniela, otras dos chicas se refugiaron del agua. Mientras observamos el papel de ser mujer en el siglo XXI un carro se para frente a nosotros, las chicas que no nos concedieron la entrevista se le acercan a ofrecer sus servicios, sin pensar que el contacto con este auto puede generar un embarazo que termine en un aborto o en una muerte, un número más en la lista de los cinco asesinatos diarios que arroja las estadísticas del feminicidio, sin saber que un día hace muchos años eran diosas y no objetos…

 

El auto baja la ventanilla y simplemente les pregunta: ¿Cuánto por un servicio completo?

 

 

 

 

 

Reportaje realizado por los alumnos de la materia de técnicas de Recolección de la UNILA

*Palomo Hernández Erika Gabriela, *Martínez Toledo Olga Adriana, *Montes de Oca Jaimes  Miriam, *Castillo Ruiz Luisa Fernanda, *Martínez Torres Angelo David, *Martínez Aguilar Roberto,  y Arellano Suárez Sergio Samuel.  

 

 

 

 

 

 

Twitter
Please reload

Musical ALfa.jpg
ALI SHOES
Please reload