Trabaja la madera; la creatividad y talento del artesano tradicional mexicano

El Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) durante la entrega del premios a los ganadores del cuarto Concurso de Grandes Maestros del Patrimonio Artesanal de México 2017, en las diversas opiniones recabadas por este reportero de los artesanos presentes, está la coincidencia que la madera, la creatividad, la paciencia son parte esencial de este profesión que dignifica las tradiciones de las entidades del país, “hay que dejar que trabaje la madera, antes de crear una pieza”, se detalló.

 

 

 

La ganadora de este certamen, Bertha Miranda García, de Olinala, Guerrero, comentó que su pieza ganadora se confeccionó con madera de lináloe, que busca transmitir esmero y esfuerzo de su región de tierra caliente, con gran tradición artesanal y los grabados son inspirados por la herencia de sus ancestros.

 

Este trabajo se sustenta en primera instancia en la madera que se deja trabajar por si sola, para luego curarla, bañarla para evitar tenga plagas, que no se tuerza al secarse, todo ello antes de darle forma, proceso que tarda más de un mes. Para posteriormente darle su decorado de figuras.

 

Detalló que la madera trabaja, y el artesano siempre tiene en cuenta que se debe realizar de gran manera ese trabajo de la propia madera, pues recalcó de otra forma el producto no cumpliría sus expectativas de calidad que se marcan en el mercado artesanal.

Recalcó que los diseños que se dan en este tipo de artesanías es un gran reto y desde el pensar en una caja u otra artesanía se despierta la imaginación y los sentimientos de su creador para que los decorados sean singulares.

 

Desde los animales, los ecosistemas, los pasajes que se perpetuán en la caja son reflejo de toda la historia que les rodea, como es el homenaje que en las fiestas locales realiza la gente al vestirse de jaguar.

 

Sobre la necesidad de mantener viva la profesión de artesano, indicó que los menores que quieran este trabajo como una manera de vivir, es tener paciencia, creatividad y aprender mucho de los maestros y maestras de la madera, la pintura, la decoración, etc.

Cuando era una niña veía a mis padres trabajar otra labor, como juguetes de madera, cuando me casé mi esposo me enseñó a elaborar la artesanía”, expresó la ganadora de 125 mil pesos.

 

Abundó que la pasión que tiene su esposo por la artesanía proviene de varias generaciones, por lo dijo sentirse orgullosa de que su esposo sea reconocido como un gran maestro, y por lo mismo ahora enseña a su hija, de ocho años de edad, a hacer flores, animales, lo que además le gusta.

En este certamen se dio a conocer que Bertha Miranda García, por su caja de madera de lináloe, recibió el Galardón Nacional, máxima distinción del IV Concurso Nacional de Grandes Maestros del Patrimonio Artesanal México 2017, otorgado por el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart).

 

Por su parte, Raymundo Franco, artesano de la comunidad de Olinala del estado de Guerrero, otro de los galardonados, indicó que su producto, una caja de madera de lináloe con cajonera con una hoja de 24 kilates, le llevó un mes de confección.

Este joven viene de una familia que tiene un taller de artesanías e indicó que en el caso de realizar artesanías, lo complicado y fácil deviene de la imaginación de ir realizando desde una pieza y sus decorados como añadidos.

 

Comentó que en este taller de artesanos familiares trabajan todo tipo de madera desde pequeños artefactos y cajas u orfebrería grande. Para contactar a estos artesanos.

Asimismo, en esta cuarta edición se premió a 22 maestros artesanos ganadores en distintas categorías: Galardón Nacional, tres Premios Especiales de Rescate, Técnica y Diseño; nueve Premios a la mejor pieza por rama artesanal y nueve Menciones Honoríficas. Certificados que fueron entregados por Liliana Romero Medina, directora del Fonart.

 

En esta premiación se otorgaron los Distintivos Moderniza Artesanal a 17 creadores representantes de talleres atendidos en el proyecto de Corredores Turísticos Artesanales, programa implementado por Fonart, el cual opera un recorrido que permite al turista conocer y visitar los espacios dedicados a la elaboración y comercialización de una artesanía.

 

Por su parte, Rosel González Montoya, de Chiapa de Corzo, Chiapas, que se hizo merecedor del Distintivo M, por su trabajo artesanal, indicó que este se debe a ser cabeza de un taller familiar que se enfoca a piezas de madera y ámbar.

Este taller, dijo, es una escuela vivencial, que ayuda a que diversos jóvenes universitarios a quienes desde muy pequeños están trabajando en temas artesanales.

Indicó que en este taller escuela se han creado cuatro talleres derivados de este proyecto y dando oportunidad de establecer unos 20 autoempleos. Este proyecto, detalló que se ha realizado en diversos cursos en cerezos penitenciarios hasta universidades.

 

Dijo que es mucha diferencia el enseñar a un preso a un universitario, ya que el segundo quiere saber de conocer la vida del artesano y su valor social en su comunidad y sus piezas.  Mientras que alguien privado de la libertad, de comienzo se acercan para tener una mejor manera de trabajo y vida.

“En un trozo de madera, ya dentro del mismo están las piezas, sólo es cuestión de saber quitar lo que tiene de sobra con las herramientas que ayudan a limpiar y pulir esas artesanías que se esconden en la madera o el ámbar”.

 

Finalmente, Tomás Castillo, de El Oro, Edomex, el otro galardonado del Distintivo M, dijo que en su caso se debe a su trabajo de ceramista que le ha permitido el divulgar sus creaciones.

 

Dijo que su proyecto es un taller Cerámica Castillo, que da empleo a cinco integrantes de su familia, que llegan en ocasiones a crear desde 100 a 300 piezas por semana. Siendo vajillas y tazas los productos más solicitados, pero ello, no significa de no crear otras de adorno o de utilidad en el hogar. 

 

Detalló que es arcilla, sílice, sulfatos, entre otros minerales que son mezclados que derivan en esta tierra que al ser tratada como barro que es cocido y acabar con los brillos de la cerámica. 

 

El brillo y barniz de las piezas es mezcla de minerales que va arriba de los 1200 grados que deriva en los brillos blancos, rojos, naranjas, beige, que atraen tanto el gusto de las personas. Relató que en piezas especiales como grandes jarrones con decorados complejos para el hogar llega a tener un tiempo de terminado de hasta 20 días.

 

Este hombre tiene 28 años de experiencia, y que hoy, relató le ha llevado a seguir siempre aprendiendo, más con los nuevos materiales que requiere la cerámica y más ahora que la difunde en sus hijos y otras generaciones jóvenes que quieren dedicarse a ello. Siendo un tema, que dijo, se transmite al reflejarles el amor y esmero que conlleva el crear algo, siendo ello el punto principal para motivar a las nuevas generaciones.

 

Los beneficios de este tipo de certificaciones es amplió al permitir capacitar a la gente para recibir al cliente y seguir teniendo una buena calidad en sus productos. Siendo un gran aliciente el saber que algunas de sus piezas han acabado en Panamá, Costa Rica y hasta Singapur.

 

 

 

 

 

Twitter
Please reload

Musical ALfa.jpg
ALI SHOES
Please reload

VOLER