Gobierno incumple con capítulo laboral de T-MEC, con su Agencia de Noticias


El gobierno mexicano incumple con los compromisos asumidos en el capítulo laboral del nuevo Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Desde la Agencia Notimex se violan sistemáticamente los derechos de los trabajadores, a grado tal, que hay 85 demandas por despido injustificado y dos emplazamientos a huelga, uno con estallamiento inminente para el próximo viernes. Estas violaciones deberían devenir en una sanción para esta empresa estatal, además de la intervención inmediata de las autoridades mexicanas, incluso, del primer mandatario, Andrés Manuel López Obrador, para mandar una señal muy clara de que a cumplir y hacer cumplir plenamente lo acordado en el T-MEC en materia laboral. Las injusticias laborales en la Agencia de Noticias del Estado Mexicano iniciaron con la actual directora general, Sanjuana Martínez Montemayor, quien fue designada por López Obrador.


La situación se agudizó, paradójicamente, en la etapa en que se negociaba el capítulo laboral del T-MEC, pues se desató el abuso de poder de la funcionaria, manifestado en violencia laboral, intromisión y obstrucción de la vida sindical. Y hasta la creación, con amenazas a los trabajadores, de un sindicato patronal, con el propósito de disminuir derechos, contrario a las Leyes mexicanas. Las prácticas aplicadas por la directora de Notimex se reflejaron en el despido del 75 por ciento de la planta laboral (240 trabajadores de diferentes categorías), de los cuales el 90 por ciento eran trabajadores de base y/ o sindicalizados. No reparó en despedir a una compañera embarazada, madres solteras y trabajadores con discapacidad física. De 223 trabajadores sindicalizados al inicio de 2019, hoy quedan escasamente 60 activos, que enfrentan la persecución y violencia laboral cotidiana. Lo que busca la empresa es despedir a todo trabajador que forme parte de Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SutNotimex), que había sido la única organización sindical en más de 30 años. Por el contrario, hubo una suplantación de trabajadores a quienes contrató con menores condiciones salariales.


Derivado de lo anterior, en la actualidad, hay 85 demandas activas en proceso por despido injustificado, prácticamente todos integrantes del SutNotimex, lo que evidencia la persecución contra sus agremiados. El inicio de esta problemática se derivó de la violación al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) vigente (en más de 30 cláusulas) y en la intromisión de la vida sindical, porque despidió a todos los trabajadores que intentaron defender sus derechos y ejercer su vida sindical. Esta práctica ilegal y arbitraria fue muy evidente cuando, apenas seis días después de haber sido electa, la empresa despidió a la secretaria general del SutNotimex, Adriana Urrea y a casi todo su Comité Ejecutivo Nacional, que contaba con el aval de las autoridades laborales del país. La organización gremial recurrió a las medidas jurídicas para hacer valer sus derechos como Sindicato titular del Contrato Colectivo de Trabajo, y derivado de ello se establecieron dos emplazamientos a huelga, uno por revisión contractual (como lo establecen los estatutos) y otro, por violaciones al Contrato. Sin embargo, en todo momento ha prevalecido la negativa de la directiva patronal para reconocer esta situación que está llevando a una crisis laboral y financiera a Notimex, que ya tiene más de 50 años de historia.


Tales acciones son violatorias del Capítulo 23 del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) y el Anexo 23-A, sobre la Representación de los Trabajadores en la Negociación Colectiva en México, que dice: “México establecerá en sus leyes laborales el derecho de los trabajadores a participar en actividades concertadas de negociación o protección colectivas y a organizar, formar y afiliarse al sindicato de su elección, y prohibir, en sus leyes laborales, el dominio o interferencia del empleador en actividades sindicales, discriminación o coerción contra los trabajadores por virtud de actividad o apoyo sindical, y la negativa a negociar colectivamente con el sindicato debidamente reconocido”. De manera precisa, la directiva de Notimex viola el Artículo 23.2 del Capítulo laboral, referente a la Declaración de Compromiso Compartido, el cual precisa: “Las Partes afirman sus obligaciones como miembros de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), incluidas aquellas establecidas en la Declaración de la OIT, sobre los Derechos en el Trabajo y la Declaración de la OIT, Capitulo laboral del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) sobre la Justicia Social para una Globalización Equitativa (2008)”. Con estas acciones arbitrarias, la directiva viola los convenios 87, 97 y 135 de la OIT. Asimismo, se incumple el Artículo 23.3 de Derechos Laborales, que establece la libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva; la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio y la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación. Sobre todo, se transgrede el Artículo 23.7 de Violencia contra Trabajadores, que dice: “Las Partes reconocen que los trabajadores y los sindicatos deben poder ejercer los derechos establecidos en el Artículo 23.3 (Derechos Laborales) en un clima que esté libre de violencia, amenazas e intimidación, y el imperativo de los gobiernos para abordar de manera efectiva los incidentes de violencia, amenazas e intimidación contra los trabajadores. Por consiguiente, ninguna Parte fallará en abordar casos de violencia o amenazas de violencia contra trabajadores, directamente relacionados con el ejercicio o el intento de ejercer los derechos establecidos en el Artículo 23.3 (Derechos Laborales), a través de un curso de acción o inacción sostenido o recurrente, en una manera que afecte el comercio o la inversión entre las Partes”. Los abusos en Notimex incluyeron discriminación para los trabajadores sindicalizados y no excluyó a trabajadores en condiciones de vulnerabilidad, como el caso de una compañera embarazada, quien fue separada de su cargo a los ocho meses de embarazo y bajo presiones; también un trabajador con discapacidad física derivada de su ejercicio como camarógrafo en la Agencia de Noticias; una colega con cargo de editora y que padece discapacidad auditiva, y madres solteras. Esto es contrario a lo planteado en el Artículo 23.9 del propio T-MEC, que indica: “Cada Parte implementará políticas que considere apropiadas para proteger a los trabajadores contra la discriminación en el empleo, basada en el sexo (incluyendo con respecto al acoso sexual), embarazo, orientación sexual, identidad de género y responsabilidades de cuidado; proporcionar licencias de trabajo para el nacimiento o la adopción de infantes y el cuidado de los miembros de la familia y proteger contra la discriminación salarial”.


De esta manera, el gobierno mexicano incumple con uno de los apartados más relevantes del T-MEC, debido a la negativa de la directora de Notimex para respetar los derechos laborales y sindicales de los trabajadores, muchos con más de 20 años de antigüedad en este medio de comunicación público, que llegó a ser la Agencia de Noticias más grande de América Latina y la segunda más importante del mundo de habla hispana.









Musical ALfa.jpg
WhatsApp%20Image%202020-04-07%20at%2014.
Ice Portada Blanca .jpg
VOLER