top of page

Ser mamá y trabajar si se puede con una red de apoyo.

En la encrucijada de la maternidad y la carrera profesional, las madres trabajadoras navegan por un mar de responsabilidades, desafíos y triunfos; Para muchas madres trabajadoras, el día no termina cuando dejan la oficina. Regresan a casa para enfrentarse a una segunda jornada de trabajo: la crianza de los hijos, el cuidado del hogar y la gestión de las tareas familiares. Este equilibrio delicado entre la vida laboral y familiar a menudo implica malabares constantes y decisiones difíciles.

Es así que en el 2023 se creó la red de apoyo para trabajadoras, una plataforma para mamás trabajadoras la  que ofrece un espacio seguro y solidario para mamás colaboradorasque hoy 

cuenta con 300 integrantes.





Esto les permite seguir creciendo profesionalmente. Una estrategia fundamentada en el hecho de que, en México, siete de cada 10 mujeres que participan en el mercado laboral son madres, según el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). Las mamás en nuestro país enfrentan condiciones laborales más desafiantes en comparación con las mujeres sin hijos: 58 % de las madres trabajan en la informalidad, en comparación con 50 % de las mujeres sin hijos, por ejemplo.

 

Por otro lado, de acuerdo con el reporte Mujeres en el lugar de trabajo 2023, de McKinsey, 38 % de las madres con hijos pequeños afirma que, sin flexibilidad en el lugar de trabajo, habrían tenido que dejar su empresa o reducir sus horas de trabajo.

 

En un mundo donde la maternidad a menudo se percibe como un obstáculo para el éxito profesional, el apoyo y la solidaridad entre las madres trabajadoras son fundamentales. Las redes de apoyo, ya sea en forma de grupos de padres en el lugar de trabajo o comunidades en línea, brindan un espacio seguro para compartir experiencias, consejos y recursos.


Distintas empresas se unen a está red de apoyo como , PepsiCo México  que ha decidido emprender diversas iniciativas para escuchar activamente a las madres y con ello crear ambientes de trabajo más inclusivos, seguros y equitativos. Por ejemplo, el área de Ventas de PepsiCo habilita salas de lactancia en sus centros de distribución alrededor del país, para que las mamás trabajadoras tengan un espacio seguro y la posibilidad de una crianza feliz. Además, las colaboradoras que amamantan tienen derecho a tomar pausas laborales durante su jornada. Ante la buena acogida de estos espacios, PepsiCo planea habilitar 30 % más salas.


“En PepsiCo reconocemos los desafíos que enfrentan las madres trabajadoras en el trabajo y en lo personal. Para ellas, hemos desarrollado iniciativas y plataformas con la intención de escucharlas activamente y trabajar de la mano para crear soluciones y planes de acción que promuevan un ambiente de trabajo más inclusivo y equitativo”, señaló Carlos Quintana, Vicepresidente Senior de Recursos Humanos en PepsiCo México.


La flexibilidad en el trabajo se ha convertido en una pieza fundamental para las madres trabajadoras. Horarios flexibles, trabajo remoto y opciones de cuidado infantil en el lugar de trabajo no solo facilitan el equilibrio entre la vida laboral y familiar, sino que también aumentan la productividad y la satisfacción laboral de estas mujeres.



Ser mamá es un momento muy especial en la vida de las colaboradoras, por lo que brindarles redes y prácticas que las apoyen es fundamental para empatarlo con un desarrollo profesional que no se tenga que pausar por tiempo prolongado.





Comments


bottom of page