Daniella Valenzuela, busca empoderar a las mujeres con su trabajo

Uno de los ejemplos más conocidos es el de la arquitecta y diseñadora, Charlotte Perriand, ya que en 1927 atraída por la importancia de su obra, visitó el estudio de Le Corbusier para pedir trabajo como interiorista. Es conocida la respuesta que recibió del famoso arquitecto: «Lo siento, aquí no bordamos cojines», y la invitó a irse. Esa actitud hacia las mujeres no era excepcional en la época. Los fundadores de La Bauhaus enviaban a los telares a las jóvenes que deseaban estudiar arquitectura.

Ella tenía 24 años, y todavía no sabía que sería la persona a cargo de romper todas las barreras y reestructurar el interiorismo en el siglo XX. Su vida atravesó un siglo en el que las mujeres tuvieron grandes dificultades para ocupar un espacio en la arquitectura y el diseño. Su obra estuvo guiada por un fuerte compromiso social y su generosidad la llevó a dar una gran importancia al trabajo en equipo.

Desde entonces, muchas mujeres han marcado un antes y un después en la historia del diseño. Hoy en día, esta disciplina ha evolucionado, con el paso de las décadas, el posicionamiento femenino se ha visibilizado mucho más gracias al gran crecimiento de mujeres en varios ámbitos laborales. Actualmente, la mujer no es sólo ama de casa y cuida de sus hijos, sino que además se desempeña en diferentes ámbitos profesionales, como la arquitectura de interiores, convirtiéndose en líderes de proyectos, y ocupando importantes cargos en diversas entidades del sector público y privado e incluso son dueñas de sus propios despachos.


Una de ellas es Daniella Valenzuela, diseñadora e interiorista originaria de Mexicali, Baja California quien con tan sólo 26 años fundó su Atelier de interiorismo en el 2018, buscando

generar cambios positivos en la sociedad a través del diseño.

La visión de Daniella Valenzuela es empoderar a las mujeres de todo el país a abrirse paso en la industria y canalizar su talento a una independencia económica y de autovaloración. Su marca valora el trabajo sustentable y permite la preservación de los recursos naturales.

“El valor del diseño es que más allá de lo estético, es una vía para solucionar temas sociales y de sustentabilidad en México, es fundamental promover un diseño responsable y mostrarlo como un agente de cambio positivo en la sociedad. Mi visión es crear espacios atemporales utilizando materiales sustentables que cambien la vida de las personas, dejen huella en el mundo y trasciendan con el tiempo.”, comentó al respecto Daniella Valenzuela.

Día con día las diseñadoras, interioristas y arquitectas ganan terreno en una profesión que durante siglos fue liderada por hombres; hoy son mayoría y han demostrando que son pieza fundamental para la construcción de nuevos planteamientos.

Debemos democratizar la profesión y demostrar que no es un tema de género, sino de talento y capacidad para demostrar al mundo la belleza, la armonía y el diseño.

Musical ALfa.jpg
WhatsApp%20Image%202020-04-07%20at%2014.
Ice Portada Blanca .jpg
VOLER